Chronicles Of Adrian Weiss Chapter 4 – Part 3: Catch Me If You Can

Warning: Spanish Content

Doble Capitulo!

Disfrútenlo!


Episodio 4 – Capítulo 4: Atrápame Si Puedes. [Parte 3]

En ese momento, Celia vio con ternura a Adrian, pero al instante se dio cuenta de lo que había hecho, salió corriendo llena de vergüenza y felicidad, hacia el la puerta de cristal, sacó su identificación lo más rápido que pudo, y abrió la puerta después de pasar a Ciel, que no se movió de su lugar. Inmediatamente se cerró la puerta, Ciel recobró la conciencia-

¿Ehh? ¿Celia besó… A Adrian… En los labios…? ¿Ehh? … ¡Ella acaba de escapar! -Ciel se giró bruscamente y persiguió a su hermana mayor, que ya había dado la doblado la esquina del pasillo-

[Felicidades amigo, un segundo beso en el día. Aunque te lo advertí, lo hiciste sin pensar de nuevo.]

¿A qué te refieres? ¿Qué hice sin pensar?…

[Idiota., hahaha; Creo que mejor me quedo callado. Si no tienes idea, no tienes idea. Bueno… El problema es lidiar con ella cuando vuelva. ¿La rechazaras, o la aceptarás? ¿Qué eliges?]

No lo sé … ¿Qué me aconsejas?…

[¿Tú pidiendo consejo a este humilde servidor? Hahahahaha Pues no tengo la más mínima idea. Decídelo tú mismo; idiota.]

Ya que… Ya veré que hago cuando Celia vuelva. No negaré que ella es un buen partido… Pero no puedo dejar que se relacione con alguien como yo. Amigos está bien, pero algo más… Sólo le traerá sufrimiento. La verdad, siempre es difícil de afrontar…

[Mi amigo, tú y tu moral; me dan náuseas.]

Ya cállate…

[Cállate tú, Idiota.]

-Cuando vió que Ciel desapareció también, al haber ya cruzado la esquina, se dirigió hacia Arthur y quienes le acompañaban-

Arthur… Necesito relajarme. Para aclarar mi mente, hablaré un rato con ustedes. ¿Qué piensan? -Preguntó Adrian- ¿Qué tan importante és, Weiss? -Respondió Arthur-

Es sobre… Crystal Boulevard.

-En ese momento, los tres reaccionaron a esas palabras, y sus rostros se volvieron más serios y lleno de tensión. Silenciosamente, regresaron al salón del concejo y Adrian les siguió.

Al cerrarse la puerta después que los 4 entraron, Adrian se volteó y colocó su mano derecha en la pared a su izquierda. Ahí había un botón que abría la puerta desde dentro. Él puso su mano sobre él y cerró los ojos unos segundos, luego…-

Hacking…

-Descargas eléctricas salieron de su mano, haciendo lo mismo que hace una hora atrás en el compartimento cerca del club. Pero esta vez mantuvo cerrado los ojos, como si pudiera ver algo, y luego un sonido extraño salió de la puerta-

¡¿Qué le hiciste a la puerta, Weiss?! -Exclamó Lilith sorprendida- Nada. Simplemente la cerré de tal forma que nadie la pueda abrir desde fuera. -Respondió Adrian- No te preocupes, Lilith. Adrian sabe lo que hace. -Añadió Aurora- ¿Adrian? Aurora; tú sabes muy bien que no podemos referirnos a nuestro capitán por su primer nombre. -Le reprendió Arthur- ¿Por qué? Todos le llaman “Adrian”. Es extraño que sólo nosotros le llamemos Weiss. -Se quejó Aurora-

Ya dejen de pelar, pues de todas formas no me importa como se refieran a mí. Así que… Empezaré con lo que les tengo que decir. -Dijo Adrian- ¡Sí señor! -Respondieron los tres al mismo tiempo.

Mmm… Saben; tengo una duda. ¿Dónde está Robert? -Preguntó Adrian- Ehm… Parece que fue a conducir a la Presidenta del Comité Disciplinario a la salida, y dijo que tenía un poco de hambre también. -Dijo Aurora- Ya veo… Está comiendo. Bueno, si es así, parece que él no nos interrumpirá. -Añadió Adrian, luego aclaró su garganta y dijo-

Uh Hmph… Así que, pasando al tema principal; Habrá dos personas más en nuestro equipo. Tres, si cuentan a Ayase Hyuuga, que se transfirió al inicio del año académico. En total haremos un equipo de 7 personas. Aún falta la fecha de confirmación, pero podría ser dentro de 2 semanas, que tengamos que ir a Crystal Boulevard. La razón de este acontecimiento, es una “irregularidad” en los Vulcan Point, entre otros factores.

Tales irregularidades fueron comprobadas de primera mano por Elizabeth Mirrors y Maes Mustang en Craft Island. Oh, y también Lucius Magister; conocido como Byakko. Al parecer se venían sospechando de tales situaciones desde las misiones de Seinaru Hoshi, territorio de Ariel Saint Lake, o como todos la conocen, Genbu.

Esto se los explicaré cuando les envíe el informe de todo lo sucedido hoy. Ya que los suyos son Codex, no reciben toda la información de prioridad a menos que yo se las comparta. Así que, esa es toda la información por hoy ya que no podemos arriesgarnos a hablar mucho del tema en ese lugar. Si no fuera porque me fue ordenado hablarles de esto lo más pronto posible, se los hubiera enviado a su Codex. -Explicó Adrian. Los tres miembros de su equipo seguían analizando lo que dijo, cuando de repente una pregunta que habías estado molestando a Arthur desde hace tiempo, cruzó su cabeza-

Weiss… Tengo una pregunta para tí. -Dijo Arthur- Dime, Arthur. Si es algo que puede ser aclarado aquí, con gusto lo responderé. -Aclaró Adrian-

Bueno, pues… Es sobre los Ash Knights. Todos los soldados hemos estudiado todos los tipos de Ash Knights, como pelearlos, sus formaciones de batalla, como contra-atacarlos y todo eso… Pero, ¿qué son ellos en realidad? ¿Tienen un objetivo?, y ¿cuál es su objetivo? Me refiero a que, nunca hemos visto como son dentro de sus armaduras. Las chicas y yo nunca hemos batallado a uno en la realidad. Sólo los hemos analizado desde lejos ya que tú haces todo el trabajo.

No te culpamos por tal cosa, pero en fin… Ellas y yo nos dimos cuenta de algo. Los Ash Knights no tienen voluntad. -Dijo Arthur- ¿Sin voluntad? -Repitió Adrian-

Sí, a lo que Arthur se refiere es que ellos vienen y atacan. Los atacamos y nos defendemos… Así sucesivamente. Tienen formaciones y nosotros tomamos medidas contra ellas. Pero… Hay algo no natural en ellos. Como si fueran máquinas. Ya que en esencia no sabemos que son ,porque somos soldados de bajo nivel; pero nos hemos dado cuenta de eso. De lo “automáticos” que son. Ellos ni siquiera gritan o se retuercen cuando los golpeas o los cortas. Sólo… Caen y ya. -Explicó Aurora-

Ya veo… El hecho que parezcan humanos te ha afectado. El ver seres que parecen personas en armaduras y ver como corren a una muerte segura sin vacilar, ha hecho que te cuestiones tu deber. -Añadió Adrian- Pero, ¿Qué es lo que quieren saber en sí? -Preguntó él-

Lo que queremos saber es qué son los Ash Knights y cuál es su objetivo. En Crystal Boulevard sólo nos dicen que son peligrosos y nos han instruido para enfrentarlos…

Pero no sabemos si hay algo más detrás de eso. Yo sé que lo sabes, siendo el líder de las Cuatro Bestias Divinas. -Respondió Arthur-

Mmm… Lo que quieren saber está terminantemente prohibido para los bajos rango como ustedes. Y si tuvieran autorización para saberlo, no se los diría en un lugar tan inseguro como este. Aunque cualquier persona, si nos escuchara, pensaría que tenemos delusiones o el síndrome de segundo grado, no podemos darnos el lujo de hablar del tema tan libremente sólo basados en eso. -Lilith, Arthur y Aurora hicieron una cara de inconformidad al escuchar esto-

Pero… Creo que tenerlos mucho tiempo fuera de acción, los llevó a pensar esto. Así que creo deberles un par de explicaciones. -Dijo Adrian. Los chicos se pusieron serios al escuchar que su pregunta será respondida-

¿saben qué es una bio-herramienta? -Los tres sacudieron sus cabezas en signo de negación- Bueno… una bio-herramienta es una máquina especializada para reemplazar la parte de un ser vivo que no puede ser regenerada por éste. Está constituída por materiales no dañinos para el cuerpo del “huésped”. -Explicó Adrian- ¡Ah! ¿Así como tu brazo derecho y tu pierna izquierda? -Dijo Lilith- Exacto. Como mi brazo y pierna.

Bueno, pero refiriéndonos al tema de los Ash Knights, las partes de su cuerpo que han sido sustituidas no es un simple brazo, o un pulmón o un corazón… Es su cerebro. -Dijo Adrian, mientras su mirada se tornaba más seria-

¡¿Qué?! ¡¿Su cerebro?! ¡¿Cómo es eso siquiera posible?! -Exclamó Arthur- No grites. Aunque estas paredes prevengan que entre o salga ruido… No grites. Sabes, tengo un mal presentimiento…

Prosiguiendo; la cabeza de los Ash Knights está totalmente vacía, excepto por una esfera de metal. La esfera de metal es como un receptor, que está conectada a la “columna vertebral” y “ojos” y “oído” del Ash Knight. La esfera envía señales, o comandos al cuerpo del huésped, y estos hacen que se muevan. Los Ash Knights son simples marionetas bajo el control de alguien más. Hay mucha más información detrás de esto, pero eso es lo único que les puedo decir. -Dijo Adrian-

¿Y el objetivo detrás del que envía esas señales? -Añadió Lilith, insistiendo en la pregunta que Arthur había previamente realizado- Eso es algo que no les puedo decir. Sólo les diré que lo único que buscan es dominar el planeta. No hay nada más que saber. -Explicó Adrian. Arthur, Lilith y Aurora comprendieron la situación mientras trataban de comprender todo lo que los tres habían escuchado, cuando…-

Saben chicos, hay algo que me inquieta. -Dijo Lilith mientras se relajaban luego de la charla y Adrian desbloquea la puerta con su Hacking- ¿Esa enorme caja siempre ha estado ahí? -Preguntó ella al señalar una enorme caja de cartón que tenía escrito “Frágil”.

En efecto, era una caja de 2 metros de alto y 1.50m de ancho. Estaba frente al armario del concejo- Pero qué dices Lilith. Ahí no hay nada. -Respondió Aurora, cuando de repente Adrian puso una expresión de sorpresa y dio un par de pasos atrás-

No Aurora; efectivamente hay una caja ahí, pero no es una simple caja. Me sorprende el hecho de que Lilith haya visto a través tal engaño… ¿Así que ella también es uno de ellos? -Dijo Adrian muy seriamente- ¿Engaño? ¿Una de ellos? ¡¡¡No me digas que… !!! -Exclamó Arthur, sin terminar de decir la palabra, pues Adrian lo hizo-

Exacto… Un Child Of Sun.

-Arthur asintió ante las palabras de Adrian y añadió-

Y no sólo eso; es un Illusion Maker.

-En ese momento los ojos de Adrian se brillaron fuertemente. Luego dio un suspiro y dijo- Charlotte; puedes salir de ahí.

-Lilith y Aurora se sorprendieron al escuchar lo que dijo Adrian. Luego, Lilith vio como la caja desaparecía, y Arthur junto a Aurora vieron como de la nada aparecía la silueta de una persona. Efectivamente, era la Presidenta Del Concejo Estudiantil, Charlotte Terrah-

Vaya. Me descubrieron. -Dijo ella con su mirada fría y calculadora. Aunque no comprendió por qué Adrian le dijo Child Of Sun, pensó que se relacionaba con su habilidad de crear ilusiones. En ese momento, puso toda su atención en Adrian y los demás, y dejó de pensar cosas que podían explicarse después-

¿Qué se supone que haces? -Preguntó Adrian- ¿Me creerías si te digo que fue un mal cálculo? -Añadió Charlotte- Hasta el momento estás diciendo la verdad. Si me explicas en detalle tu “mal cálculo”, verémos si es verdad lo que dices. -Respondió él-

¡¿Pero qué dices Weiss?! ¡Podría ser una espía! -Exclamó Lilith- ¿Espía? Para empezar, todos los países se han unido para combatir en los Vulcan Points. A estas alturas, no hay razón de que un espía venga y busque secretos que no tenemos. Toda la información de C.L.O.U.D.S es compartida a cada gobernante del mundo. Además, C.L.O.U.D.S también ayudó a la eliminación de hasta la más mínima célula terrorista y las guerras sin sentido hace 10 años. Cosa que le deben agradecer a mi tío; Hotaru Aoba. -Lilith se mantuvo callada al entender la lógica de Adrian-

Descartando la posibilidad que ella sea una espía de índole gubernamental, ser una espía de origen corporativo o periodístico… Es posible; pero tanto Arthur como yo sabemos que ella no miente al decir que fue un accidente predeterminado. Ya que sus gafas como mis ojos pueden perfectamente detectar si ella lo hace. ¿no, Arthur? -Explicó él-

Como tú lo has dicho. Con mis gafas puedo ver su ritmo cardíaco, presión arterial, la frecuencia de la bioelectricidad en su cuerpo, su frecuencia respiratoria, el estado de sus pupilas y la conductancia de su piel. -Dijo Arthur- Básicamente, un detector de mentiras andante. -Respondió Charlotte- Por si no es todo, podemos ver si tienes algún artefacto que haga que cualquiera de nuestros aparatos tenga algún mal funcionamiento. -Añadió Adrian. Charlotte se sonrojó un poco por la vergüenza y se limitó a cubrirse con sus manos y brazos, como si evitara que Adrian y Arthur vieran sus partes íntimas-

Pero, a todo esto… ¿Qué es un Child Of Sun y un Illusion Maker? -Preguntó Aurora- ¿No lo sabes? Aurora; ¿sabes la diferencia entre los peones como nosotros en la organización y un capitán? -Dijo Arthur- ¡Ah sí! Es su factor especial. El… ¿Solaris? -Añadió Aurora- Sí; El Solaris.

Solaris es una mutación genética que fue generada por la radiación solar exagerada de hace 19 años. El fenómeno duró 3 años y debido a extrañas circunstancias, las mujeres embarazadas en ese periodo de tiempo, dieron a luz a niños con este factor. No afectó a nadie más que a los recién nacidos. Obviamente no todas las mujeres embarazadas presentaron partos con este factor, pero fue un 9% de la población de recién nacidos la que sufrió esto. Obviamente esto no es revelado al público, pero es algo que la organización nos informa al solo entrar.

Un Child Of Sun con el factor Solaris puede tener 1 ó 2 de 6 habilidades. Dichas en lenguaje simple serían… Leer la mente, crear ilusiones, electromagnetismo, electroquinesis,  sincronización tecnológica o tecnoquinesis e intuición amplificada. Y también existen otras 4 habilidades, vistas en cuatro casos únicos sólo del factor Solaris; ¿verdad Weiss? -Dijo Arthur-

Exacto. Las otras 4 son regeneración celular acelerada, amplificación kinética, creación de pulsos electromagnéticos y manipulación del gravitón… Pero al punto que Arthur quiere llegar es que cada capitán de la organización es un Child Of Sun, y que son capitanes porque tienen esas habilidades; y que Charlotte es una de ellos, con la capacidad de crear ilusiones. A esa habilidad, se le llama Illusion Make; por lo tanto ella es una Illusion Maker. ¿Entendiste? -Preguntó Adrian- Sí. Creo que entendí todo. -Dijo Aurora- Bueno, volviendo a la línea principal del tema… ¿Nos dirás la razón por la que estás aquí? -Añadió Adrian-

Bueno. Pues no tengo la necesidad de mentirles así que lo diré claramente. Sólo quería saber los secretos de Adrian. ¿Por qué es albino? ¿Por qué tiene heterocromía? ¿Qué hay bajo las vendas? y sobre todo… ¿Por qué ahora sí se puede relacionar con las personas? El sólo propósito de estar en este salón, y en esta academia es para responder esas preguntas. -Dijo Charlotte-

Mis gafas dicen que no miente… ¿Tú qué dices? -Preguntó Arthur- Mis lecturas dicen que es verdad. -Añadió Adrian-

Pues; en resumen… Te gusta Weiss, lo encontraste, lo seguiste hasta aquí y tratas de saber qué fue de él en el lapso de tiempo que no lo viste. Te aprovechaste de tus habilidades y ahora estas aquí en el salón del concejo. -Dijo Lilith. De alguna forma u otra, Charlotte se sonrojó un poco por lo que ella dijo-

¿Una Stalker?…

[Una auténtica Stalker.]

-Pensó Adrian-

¿Stalker?… ¿Es ella una acosadora?… -Pensó Arthur-

¡Entonces eres una acosadora! -Exclamó Aurora. Adrian y Arthur golpearon su rostro con la palma de su mano, en reacción a las palabras de Aurora. Ellos lo pensaron, pero por no crear malentendidos no lo dijeron… Excepto la cerebro de músculo, Aurora.

Charlotte se sonrojó de la vergüenza y gritó- ¡No soy una Stalker! -Mientras Aurora se preguntaba por qué Adrian y Arthur hicieron tal gesto. Charlotte aclaró su garganta y siguió explicando el porqué de su intrusión al salón del concejo-

Uh Hmph… Prosiguiendo con la explicación. De una forma, que no diré, le coloqué un micrófono a Adrian, simplemente para saciar un poco mi curiosidad. -Dijo Charlotte sonrojandose un poco. En ese momento, Adrian recordó el momento del beso y que ella puso su mano en el cuello de su camisa. De ahí, él sacó un pequeño micrófono y lo guardó en su bolsillo-

Para mi mala fortuna, lo único que se escuchó fue estática, a excepción de un par de palabras que escuché, y me parecieron extrañas… Como: Vulcan Point, Zombie, Downfall, Berserk y Byakko. Por un momento pensé que estaban hablando de un juego de video o un libro… Posiblemente una historieta; pero luego vagamente escuché que él vendría a el salón del concejo nuevamentea hablar con ustedes. En ese momento apagué el micrófono y engañé con mis habilidades a ese chico… Robert; y me escondí aquí. Luego, ustedes entraron y escuché todo lo que hablaron. No sé que pensar en realidad de todo lo que dijeron, pero desde que existen los Child Of Sun… no sabría decir qué es real y qué no. -Dijo Charlotte. Al haber terminado de hablar, Adrian y Arthur confirmaron que ella decía la verdad, sin ningún ápice de mentira, y no le reclamaron cosa alguna. Luego Adrian pensó en algo y dijo-

Charlotte; te mostraré que hay bajo estas vendas, si tu olvidas todo lo que escuchaste a través del micrófono y en este cuarto. ¿Qué dices? -Todos dirigieron su mirada directamente a Adrian, cuyo rostro decía que no iba de farol-

¡¡¿Ehh?!! -Exclamaron todos, incluso Charlotte-

A… Acepto. -Dijo ella un poco titubeante-  ¿Ustedes tampoco han visto lo que hay bajo ellas, verdad? -Le dijo Adrian a Arthur, Lilith y Aurora- …No. -Respondió Lilith por todos-

Entonces… Aquí voy. -Habló Adrian para sí mismo; sacó una caja de mentas de su bolsillo y sacó 7 de ellas. Las colocó en su boca y las masticó. Lo más seguro es que no eran simples mentas, si no las píldoras para retener a Schwartz. Luego de respirar profundamente un par de minutos, quitó la parte superior del uniforme y la player que tenía bajo ella. Empezó a retirar las vendas desde la parte del hombro hasta el antebrazo. Luego, dedo por dedo aflojó un guante hecho de las mismas vendas y quedó solo una malla completamente negra y con unos detalles en gris, junto a las puntas de los dedos. Luego, respiró profundo y de la nada, empezaron a aparecer cicatrices por todo el tórax de Adrian. En sus costillas derechas, en su abdomen, en toda su espalda, en su cuello y alrededor de su hombro. Especialmente, en su clavícula, parecía estar insertada una barra de metal de color negro.

Todos quedaron estupefactos, pues era increíble la cantidad de cicatrices que aparecieron de la nada.

Luego, Adrian puso la mano en su hombro, y dispuesto a quitarse la malla dijo-

¿Están listos para lo que verán y escucharán? -Todos pensaron en sus palabras y asintieron con la cabeza. Estaban impacientes por ver lo que había bajo esa malla cubriendo su brazo.

Adrian lentamente retiró la malla hasta su codo, e igualmente, como quitarse un guante muy ajustado, dedo por dedo aflojó la malla y la retiró completamente. Todos quedaron estupefactos… No sabían qué decir… Pensaron que eran suficientes sorpresas por un día… Pero había una más.

No sabían si mantenerse sorprendidos, o sentir tristeza, o quizás lástima… Puede que respeto o admiración.

Adrian levantó su brazo, ubicando la palma hacia el techo y dijo-
Éste es mi brazo. La pierna está igual. Díganme… ¿Qué les parece? -Adrian tenía una gran sonrisa en su rostro; no sabría decir si era alegría o sarcasmo; pena o sufrimiento. Posiblemente, era agradecimiento.

En ese momento, Celia vio con ternura a Adrian, pero al instante se dio cuenta de lo que había hecho, salió corriendo llena de vergüenza y felicidad, hacia el la puerta de cristal, sacó su identificación lo más rápido que pudo, y abrió la puerta después de pasar a Ciel, que no se movió de su lugar. Inmediatamente se cerró la puerta, Ciel recobró la conciencia-

¿Ehh? ¿Celia besó… A Adrian… En los labios…? ¿Ehh? … ¡Ella acaba de escapar! -Ciel se giró bruscamente y persiguió a su hermana mayor, que ya había dado la doblado la esquina del pasillo-

[Felicidades amigo, un segundo beso en el día. Aunque te lo advertí, lo hiciste sin pensar de nuevo.]

¿A qué te refieres? ¿Qué hice sin pensar?…

[Idiota., hahaha; Creo que mejor me quedo callado. Si no tienes idea, no tienes idea. Bueno… El problema es lidiar con ella cuando vuelva. ¿La rechazaras, o la aceptarás? ¿Qué eliges?]

No lo sé … ¿Qué me aconsejas?…

[¿Tú pidiendo consejo a este humilde servidor? Hahahahaha Pues no tengo la más mínima idea. Decídelo tú mismo; idiota.]

Ya que… Ya veré que hago cuando Celia vuelva. No negaré que ella es un buen partido… Pero no puedo dejar que se relacione con alguien como yo. Amigos está bien, pero algo más… Sólo le traerá sufrimiento. La verdad, siempre es difícil de afrontar…

[Mi amigo, tú y tu moral; me dan náuseas.]

Ya cállate…

[Cállate tú, Idiota.]

-Cuando vió que Ciel desapareció también, al haber ya cruzado la esquina, se dirigió hacia Arthur y quienes le acompañaban-

Arthur… Necesito relajarme. Para aclarar mi mente, hablaré un rato con ustedes. ¿Qué piensan? -Preguntó Adrian- ¿Qué tan importante és, Weiss? -Respondió Arthur-

Es sobre… Crystal Boulevard.

-En ese momento, los tres reaccionaron a esas palabras, y sus rostros se volvieron más serios y lleno de tensión. Silenciosamente, regresaron al salón del concejo y Adrian les siguió.

Al cerrarse la puerta después que los 4 entraron, Adrian se volteó y colocó su mano derecha en la pared a su izquierda. Ahí había un botón que abría la puerta desde dentro. Él puso su mano sobre él y cerró los ojos unos segundos, luego…-

Hacking…

-Descargas eléctricas salieron de su mano, haciendo lo mismo que hace una hora atrás en el compartimento cerca del club. Pero esta vez mantuvo cerrado los ojos, como si pudiera ver algo, y luego un sonido extraño salió de la puerta-

¡¿Qué le hiciste a la puerta, Weiss?! -Exclamó Lilith sorprendida- Nada. Simplemente la cerré de tal forma que nadie la pueda abrir desde fuera. -Respondió Adrian- No te preocupes, Lilith. Adrian sabe lo que hace. -Añadió Aurora- ¿Adrian? Aurora; tú sabes muy bien que no podemos referirnos a nuestro capitán por su primer nombre. -Le reprendió Arthur- ¿Por qué? Todos le llaman “Adrian”. Es extraño que sólo nosotros le llamemos Weiss. -Se quejó Aurora-

Ya dejen de pelar, pues de todas formas no me importa como se refieran a mí. Así que… Empezaré con lo que les tengo que decir. -Dijo Adrian- ¡Sí señor! -Respondieron los tres al mismo tiempo.

Mmm… Saben; tengo una duda. ¿Dónde está Robert? -Preguntó Adrian- Ehm… Parece que fue a conducir a la Presidenta del Comité Disciplinario a la salida, y dijo que tenía un poco de hambre también. -Dijo Aurora- Ya veo… Está comiendo. Bueno, si es así, parece que él no nos interrumpirá. -Añadió Adrian, luego aclaró su garganta y dijo-

Uh Hmph… Así que, pasando al tema principal; Habrá dos personas más en nuestro equipo. Tres, si cuentan a Ayase Hyuuga, que se transfirió al inicio del año académico. En total haremos un equipo de 7 personas. Aún falta la fecha de confirmación, pero podría ser dentro de 2 semanas, que tengamos que ir a Crystal Boulevard. La razón de este acontecimiento, es una “irregularidad” en los Vulcan Point, entre otros factores.

Tales irregularidades fueron comprobadas de primera mano por Elizabeth Mirrors y Maes Mustang en Craft Island. Oh, y también Lucius Magister; conocido como Byakko. Al parecer se venían sospechando de tales situaciones desde las misiones de Seinaru Hoshi, territorio de Ariel Saint Lake, o como todos la conocen, Genbu.

Esto se los explicaré cuando les envíe el informe de todo lo sucedido hoy. Ya que los suyos son Codex, no reciben toda la información de prioridad a menos que yo se las comparta. Así que, esa es toda la información por hoy ya que no podemos arriesgarnos a hablar mucho del tema en ese lugar. Si no fuera porque me fue ordenado hablarles de esto lo más pronto posible, se los hubiera enviado a su Codex. -Explicó Adrian. Los tres miembros de su equipo seguían analizando lo que dijo, cuando de repente una pregunta que habías estado molestando a Arthur desde hace tiempo, cruzó su cabeza-

Weiss… Tengo una pregunta para tí. -Dijo Arthur- Dime, Arthur. Si es algo que puede ser aclarado aquí, con gusto lo responderé. -Aclaró Adrian-

Bueno, pues… Es sobre los Ash Knights. Todos los soldados hemos estudiado todos los tipos de Ash Knights, como pelearlos, sus formaciones de batalla, como contra-atacarlos y todo eso… Pero, ¿qué son ellos en realidad? ¿Tienen un objetivo?, y ¿cuál es su objetivo? Me refiero a que, nunca hemos visto como son dentro de sus armaduras. Las chicas y yo nunca hemos batallado a uno en la realidad. Sólo los hemos analizado desde lejos ya que tú haces todo el trabajo.

No te culpamos por tal cosa, pero en fin… Ellas y yo nos dimos cuenta de algo. Los Ash Knights no tienen voluntad. -Dijo Arthur- ¿Sin voluntad? -Repitió Adrian-

Sí, a lo que Arthur se refiere es que ellos vienen y atacan. Los atacamos y nos defendemos… Así sucesivamente. Tienen formaciones y nosotros tomamos medidas contra ellas. Pero… Hay algo no natural en ellos. Como si fueran máquinas. Ya que en esencia no sabemos que son ,porque somos soldados de bajo nivel; pero nos hemos dado cuenta de eso. De lo “automáticos” que son. Ellos ni siquiera gritan o se retuercen cuando los golpeas o los cortas. Sólo… Caen y ya. -Explicó Aurora-

Ya veo… El hecho que parezcan humanos te ha afectado. El ver seres que parecen personas en armaduras y ver como corren a una muerte segura sin vacilar, ha hecho que te cuestiones tu deber. -Añadió Adrian- Pero, ¿Qué es lo que quieren saber en sí? -Preguntó él-

Lo que queremos saber es qué son los Ash Knights y cuál es su objetivo. En Crystal Boulevard sólo nos dicen que son peligrosos y nos han instruido para enfrentarlos…

Pero no sabemos si hay algo más detrás de eso. Yo sé que lo sabes, siendo el líder de las Cuatro Bestias Divinas. -Respondió Arthur-

Mmm… Lo que quieren saber está terminantemente prohibido para los bajos rango como ustedes. Y si tuvieran autorización para saberlo, no se los diría en un lugar tan inseguro como este. Aunque cualquier persona, si nos escuchara, pensaría que tenemos delusiones o el síndrome de segundo grado, no podemos darnos el lujo de hablar del tema tan libremente sólo basados en eso. -Lilith, Arthur y Aurora hicieron una cara de inconformidad al escuchar esto-

Pero… Creo que tenerlos mucho tiempo fuera de acción, los llevó a pensar esto. Así que creo deberles un par de explicaciones. -Dijo Adrian. Los chicos se pusieron serios al escuchar que su pregunta será respondida-

¿saben qué es una bio-herramienta? -Los tres sacudieron sus cabezas en signo de negación- Bueno… una bio-herramienta es una máquina especializada para reemplazar la parte de un ser vivo que no puede ser regenerada por éste. Está constituída por materiales no dañinos para el cuerpo del “huésped”. -Explicó Adrian- ¡Ah! ¿Así como tu brazo derecho y tu pierna izquierda? -Dijo Lilith- Exacto. Como mi brazo y pierna.

Bueno, pero refiriéndonos al tema de los Ash Knights, las partes de su cuerpo que han sido sustituidas no es un simple brazo, o un pulmón o un corazón… Es su cerebro. -Dijo Adrian, mientras su mirada se tornaba más seria-

¡¿Qué?! ¡¿Su cerebro?! ¡¿Cómo es eso siquiera posible?! -Exclamó Arthur- No grites. Aunque estas paredes prevengan que entre o salga ruido… No grites. Sabes, tengo un mal presentimiento…

Prosiguiendo; la cabeza de los Ash Knights está totalmente vacía, excepto por una esfera de metal. La esfera de metal es como un receptor, que está conectada a la “columna vertebral” y “ojos” y “oído” del Ash Knight. La esfera envía señales, o comandos al cuerpo del huésped, y estos hacen que se muevan. Los Ash Knights son simples marionetas bajo el control de alguien más. Hay mucha más información detrás de esto, pero eso es lo único que les puedo decir. -Dijo Adrian-

¿Y el objetivo detrás del que envía esas señales? -Añadió Lilith, insistiendo en la pregunta que Arthur había previamente realizado- Eso es algo que no les puedo decir. Sólo les diré que lo único que buscan es dominar el planeta. No hay nada más que saber. -Explicó Adrian. Arthur, Lilith y Aurora comprendieron la situación mientras trataban de comprender todo lo que los tres habían escuchado, cuando…-

Saben chicos, hay algo que me inquieta. -Dijo Lilith mientras se relajaban luego de la charla y Adrian desbloquea la puerta con su Hacking- ¿Esa enorme caja siempre ha estado ahí? -Preguntó ella al señalar una enorme caja de cartón que tenía escrito “Frágil”.

En efecto, era una caja de 2 metros de alto y 1.50m de ancho. Estaba frente al armario del concejo- Pero qué dices Lilith. Ahí no hay nada. -Respondió Aurora, cuando de repente Adrian puso una expresión de sorpresa y dio un par de pasos atrás-

No Aurora; efectivamente hay una caja ahí, pero no es una simple caja. Me sorprende el hecho de que Lilith haya visto a través tal engaño… ¿Así que ella también es uno de ellos? -Dijo Adrian muy seriamente- ¿Engaño? ¿Una de ellos? ¡¡¡No me digas que… !!! -Exclamó Arthur, sin terminar de decir la palabra, pues Adrian lo hizo-

Exacto… Un Child Of Sun.

-Arthur asintió ante las palabras de Adrian y añadió-

Y no sólo eso; es un Illusion Maker.

-En ese momento los ojos de Adrian se brillaron fuertemente. Luego dio un suspiro y dijo- Charlotte; puedes salir de ahí.

-Lilith y Aurora se sorprendieron al escuchar lo que dijo Adrian. Luego, Lilith vio como la caja desaparecía, y Arthur junto a Aurora vieron como de la nada aparecía la silueta de una persona. Efectivamente, era la Presidenta Del Concejo Estudiantil, Charlotte Terrah-

Vaya. Me descubrieron. -Dijo ella con su mirada fría y calculadora. Aunque no comprendió por qué Adrian le dijo Child Of Sun, pensó que se relacionaba con su habilidad de crear ilusiones. En ese momento, puso toda su atención en Adrian y los demás, y dejó de pensar cosas que podían explicarse después-

¿Qué se supone que haces? -Preguntó Adrian- ¿Me creerías si te digo que fue un mal cálculo? -Añadió Charlotte- Hasta el momento estás diciendo la verdad. Si me explicas en detalle tu “mal cálculo”, verémos si es verdad lo que dices. -Respondió él-

¡¿Pero qué dices Weiss?! ¡Podría ser una espía! -Exclamó Lilith- ¿Espía? Para empezar, todos los países se han unido para combatir en los Vulcan Points. A estas alturas, no hay razón de que un espía venga y busque secretos que no tenemos. Toda la información de C.L.O.U.D.S es compartida a cada gobernante del mundo. Además, C.L.O.U.D.S también ayudó a la eliminación de hasta la más mínima célula terrorista y las guerras sin sentido hace 10 años. Cosa que le deben agradecer a mi tío; Hotaru Aoba. -Lilith se mantuvo callada al entender la lógica de Adrian-

Descartando la posibilidad que ella sea una espía de índole gubernamental, ser una espía de origen corporativo o periodístico… Es posible; pero tanto Arthur como yo sabemos que ella no miente al decir que fue un accidente predeterminado. Ya que sus gafas como mis ojos pueden perfectamente detectar si ella lo hace. ¿no, Arthur? -Explicó él-

Como tú lo has dicho. Con mis gafas puedo ver su ritmo cardíaco, presión arterial, la frecuencia de la bioelectricidad en su cuerpo, su frecuencia respiratoria, el estado de sus pupilas y la conductancia de su piel. -Dijo Arthur- Básicamente, un detector de mentiras andante. -Respondió Charlotte- Por si no es todo, podemos ver si tienes algún artefacto que haga que cualquiera de nuestros aparatos tenga algún mal funcionamiento. -Añadió Adrian. Charlotte se sonrojó un poco por la vergüenza y se limitó a cubrirse con sus manos y brazos, como si evitara que Adrian y Arthur vieran sus partes íntimas-

Pero, a todo esto… ¿Qué es un Child Of Sun y un Illusion Maker? -Preguntó Aurora- ¿No lo sabes? Aurora; ¿sabes la diferencia entre los peones como nosotros en la organización y un capitán? -Dijo Arthur- ¡Ah sí! Es su factor especial. El… ¿Solaris? -Añadió Aurora- Sí; El Solaris.

Solaris es una mutación genética que fue generada por la radiación solar exagerada de hace 19 años. El fenómeno duró 3 años y debido a extrañas circunstancias, las mujeres embarazadas en ese periodo de tiempo, dieron a luz a niños con este factor. No afectó a nadie más que a los recién nacidos. Obviamente no todas las mujeres embarazadas presentaron partos con este factor, pero fue un 9% de la población de recién nacidos la que sufrió esto. Obviamente esto no es revelado al público, pero es algo que la organización nos informa al solo entrar.

Un Child Of Sun con el factor Solaris puede tener 1 ó 2 de 6 habilidades. Dichas en lenguaje simple serían… Leer la mente, crear ilusiones, electromagnetismo, electroquinesis,  sincronización tecnológica o tecnoquinesis e intuición amplificada. Y también existen otras 4 habilidades, vistas en cuatro casos únicos sólo del factor Solaris; ¿verdad Weiss? -Dijo Arthur-

Exacto. Las otras 4 son regeneración celular acelerada, amplificación kinética, creación de pulsos electromagnéticos y manipulación del gravitón… Pero al punto que Arthur quiere llegar es que cada capitán de la organización es un Child Of Sun, y que son capitanes porque tienen esas habilidades; y que Charlotte es una de ellos, con la capacidad de crear ilusiones. A esa habilidad, se le llama Illusion Make; por lo tanto ella es una Illusion Maker. ¿Entendiste? -Preguntó Adrian- Sí. Creo que entendí todo. -Dijo Aurora- Bueno, volviendo a la línea principal del tema… ¿Nos dirás la razón por la que estás aquí? -Añadió Adrian-

Bueno. Pues no tengo la necesidad de mentirles así que lo diré claramente. Sólo quería saber los secretos de Adrian. ¿Por qué es albino? ¿Por qué tiene heterocromía? ¿Qué hay bajo las vendas? y sobre todo… ¿Por qué ahora sí se puede relacionar con las personas? El sólo propósito de estar en este salón, y en esta academia es para responder esas preguntas. -Dijo Charlotte-

Mis gafas dicen que no miente… ¿Tú qué dices? -Preguntó Arthur- Mis lecturas dicen que es verdad. -Añadió Adrian-

Pues; en resumen… Te gusta Weiss, lo encontraste, lo seguiste hasta aquí y tratas de saber qué fue de él en el lapso de tiempo que no lo viste. Te aprovechaste de tus habilidades y ahora estas aquí en el salón del concejo. -Dijo Lilith. De alguna forma u otra, Charlotte se sonrojó un poco por lo que ella dijo-

¿Una Stalker?…

[Una auténtica Stalker.]

-Pensó Adrian-

¿Stalker?… ¿Es ella una acosadora?… -Pensó Arthur-

¡Entonces eres una acosadora! -Exclamó Aurora. Adrian y Arthur golpearon su rostro con la palma de su mano, en reacción a las palabras de Aurora. Ellos lo pensaron, pero por no crear malentendidos no lo dijeron… Excepto la cerebro de músculo, Aurora.

Charlotte se sonrojó de la vergüenza y gritó- ¡No soy una Stalker! -Mientras Aurora se preguntaba por qué Adrian y Arthur hicieron tal gesto. Charlotte aclaró su garganta y siguió explicando el porqué de su intrusión al salón del concejo-

Uh Hmph… Prosiguiendo con la explicación. De una forma, que no diré, le coloqué un micrófono a Adrian, simplemente para saciar un poco mi curiosidad. -Dijo Charlotte sonrojandose un poco. En ese momento, Adrian recordó el momento del beso y que ella puso su mano en el cuello de su camisa. De ahí, él sacó un pequeño micrófono y lo guardó en su bolsillo-

Para mi mala fortuna, lo único que se escuchó fue estática, a excepción de un par de palabras que escuché, y me parecieron extrañas… Como: Vulcan Point, Zombie, Downfall, Berserk y Byakko. Por un momento pensé que estaban hablando de un juego de video o un libro… Posiblemente una historieta; pero luego vagamente escuché que él vendría a el salón del concejo nuevamentea hablar con ustedes. En ese momento apagué el micrófono y engañé con mis habilidades a ese chico… Robert; y me escondí aquí. Luego, ustedes entraron y escuché todo lo que hablaron. No sé que pensar en realidad de todo lo que dijeron, pero desde que existen los Child Of Sun… no sabría decir qué es real y qué no. -Dijo Charlotte. Al haber terminado de hablar, Adrian y Arthur confirmaron que ella decía la verdad, sin ningún ápice de mentira, y no le reclamaron cosa alguna. Luego Adrian pensó en algo y dijo-

Charlotte; te mostraré que hay bajo estas vendas, si tu olvidas todo lo que escuchaste a través del micrófono y en este cuarto. ¿Qué dices? -Todos dirigieron su mirada directamente a Adrian, cuyo rostro decía que no iba de farol-

¡¡¿Ehh?!! -Exclamaron todos, incluso Charlotte-

A… Acepto. -Dijo ella un poco titubeante-  ¿Ustedes tampoco han visto lo que hay bajo ellas, verdad? -Le dijo Adrian a Arthur, Lilith y Aurora- …No. -Respondió Lilith por todos-

Entonces… Aquí voy. -Habló Adrian para sí mismo; sacó una caja de mentas de su bolsillo y sacó 7 de ellas. Las colocó en su boca y las masticó. Lo más seguro es que no eran simples mentas, si no las píldoras para retener a Schwartz. Luego de respirar profundamente un par de minutos, quitó la parte superior del uniforme y la player que tenía bajo ella. Empezó a retirar las vendas desde la parte del hombro hasta el antebrazo. Luego, dedo por dedo aflojó un guante hecho de las mismas vendas y quedó solo una malla completamente negra y con unos detalles en gris, junto a las puntas de los dedos. Luego, respiró profundo y de la nada, empezaron a aparecer cicatrices por todo el tórax de Adrian. En sus costillas derechas, en su abdomen, en toda su espalda, en su cuello y alrededor de su hombro. Especialmente, en su clavícula, parecía estar insertada una barra de metal de color negro.

Todos quedaron estupefactos, pues era increíble la cantidad de cicatrices que aparecieron de la nada.

Luego, Adrian puso la mano en su hombro, y dispuesto a quitarse la malla dijo-

¿Están listos para lo que verán y escucharán? -Todos pensaron en sus palabras y asintieron con la cabeza. Estaban impacientes por ver lo que había bajo esa malla cubriendo su brazo.

Adrian lentamente retiró la malla hasta su codo, e igualmente, como quitarse un guante muy ajustado, dedo por dedo aflojó la malla y la retiró completamente. Todos quedaron estupefactos… No sabían qué decir… Pensaron que eran suficientes sorpresas por un día… Pero había una más.

No sabían si mantenerse sorprendidos, o sentir tristeza, o quizás lástima… Puede que respeto o admiración.

Adrian levantó su brazo, ubicando la palma hacia el techo y dijo-
Éste es mi brazo. La pierna está igual. Díganme… ¿Qué les parece? -Adrian tenía una gran sonrisa en su rostro; no sabría decir si era alegría o sarcasmo; pena o sufrimiento. Posiblemente, era agradecimiento.

Advertisements

2 thoughts on “Chronicles Of Adrian Weiss Chapter 4 – Part 3: Catch Me If You Can

  1. kmx72 says:

    Espera solo dijo que se la quito no dijo su apariencia porfavor no me digas que es cortesía de Cliff maldicion, amigo por dios como no sabes bueno según yo es síndrome de octavo grado y se es acosadora podrá ser una yandere hohoho al fin revelas las agilidades y por que son especiales por cierto se repitió el capítulo otra vez y los del concejo estudiantil son parte del esquadron pero que paso con Celia o simplemente si es solo que como estaba avergonzada se fue y Adrian si que es denso al parecer es en serio cuanto harem tiene rayos y por ultimo se que probablemente los va a revelar por orden pero las cuatro bestias ya las mencionaste pero acaso serán las chicas que Adrian hablo antes o sería demasiado spoiler

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s